Autoestima

Tümu tips

0 Shares

Hábitos para ser feliz
La felicidad no es una meta, es un camino

Eso de “y vivieron felices por siempre…” mmmmm, no existe. La felicidad no es una meta. Es el camino. Sí, sabemos que suena súper cursi, pero es la verdad. Y te vamos a decir por qué.

Imagina que todo en tu vida es perfecto desde el día en que naciste. Que nunca has tenido un mal día. Nunca has tenido una decepción, mal aliento, dolor de panza, una pelea con tu BFF, un corazón roto por tu crush, un regaño de tus papás, una materia reprobada, ¡nada! Tu vida sería medio aburrida, ¿no? Al pasar del tiempo, dejarías de apreciar todo lo que tienes porque todo lo bueno se vuelve algo “normal”.

Sentirse feliz es tener pequeños momentos de satisfacción que llenan nuestros días, ya que es imposible tenerlos todo el tiempo. Ahora, para lograr esto es necesario sentir algo de incomodidad. Es importante sentir que estamos trabajando para lograr nuestras metas. Ese sentimiento que experimentas cuando estudias cañón para un examen y te sacas 10, cuando cocinas un pastel para tu familia y a todos les encanta, cuando practicas todas las tardes fútbol y finalmente metes GOOOOOL y tu equipo gana. Eso…es sentirse feliz.

La felicidad tampoco es brincar de emoción todos los días. No te presiones por lo que ves, especialmente en las redes sociales de los demás. Acuérdate nadie es feliz todo el tiempo. Parece que la gente quiere vender esta imagen de felicidad absoluta, especialmente en sus redes sociales. Recuerda que no todo es lo que parece.

Entonces, la clave para sentirse feliz no es LOGRAR la felicidad, sino el camino que recorres para llegar. Puede sonar complicado, pero es mucho más fácil de lo que parece.

Te damos algunos tips, súper fáciles de aplicar.

LO QUE SÍ

  1. Rodéate de gente positiva.
  2. Valora y conecta con las cosas simples de la vida (ver un atardecer, disfrutar un chocolate, acariciar un perrito, etc.).
  3. Agradece las cosas buenas que tienes en la vida. ¡Ayyyy! Siempre te decimos esto, pero es la clave de la felicidad.
  4. ¡AYUDA! Ser generosa con los demás siempre te hará sentir bien a ti.

LO QUE NO

  1. No busques tener una vida perfecta. La perfección no existe por lo que se convierte en el peor enemigo de la felicidad.
  2. No te compares con los demás; cuando te comparas, lo haces tomando en cuenta lo mejor de los demás contra lo peor de ti ¡Siempre pierdes!
  3. No te frustres cuando las cosas no salen como tú quieres … sé flexible y adáptate dando siempre lo mejor de ti.

Recuerda, la felicidad se trabaja todos los días. Se vale tener días malos. Esos son los que te hacen saborear los días buenos.

¡Anímate, haz una lista de cosas que te hacen feliz!

Si sientes que estás triste constantemente, que te cuesta disfrutar momentos que antes te daban satisfacción, si te sientes “apagada” y desconectada, busca ayuda profesional.

Fuente: Psychology Today

0 Shares

Síguenos

Instagram

YouTube

Spotify

Facebook