0
Autoestima

Relaciones codependientes

0 Shares

Te sientes completamente responsable de la vida, las decisiones y las conductas de otra persona (amigos, pareja, papás, hermanos, etc.) y estás dispuesta a sacrificar tu tiempo, esfuerzo y hasta tu dinero para resolver los problemas de otros, poniendo tu propio bienestar en riesgo.

Normalmente la otra persona no es recíproca y abusa de esta situación. O sea, le vale.

Cuando eres codependiente tiendes a entrar en relaciones con personas que tienen muchos problemas afectivos, sociales, familiares o financieros. Te preocupas tanto por arreglar los problemas de la otra persona que ignoras tus propios problemas. ¡Siempre estás lista para ir al rescate!

La codependencia hace que seas una aliada inconsciente de la enfermedad de la otra persona.

Le ahorras a la persona dependiente las consecuencias de sus comportamientos, decisiones y acciones negativas. (Juras que con tu ayuda se va a salvar).

Cuando eres codependiente con una persona, tienes mayor probabilidad de tener más relaciones codependientes en tu vida, porque “salvar” a otros te da un sentimiento de bienestar. Y esto es muy peligroso, porque conforme creces, tu codependencia se hace más fuerte y más adictiva.

¿Cuáles son los rasgos de una persona codependiente?

  • Sólo piensas en otros, y no piensas en ti.
  • Todos los que te rodean siempre tienen problemas.
  • Te sientes responsable de “arreglar” a otras personas.
  • Sientes que si esta persona te deja, no vas a poder sobrevivir.
  • Te sientes muy triste cuando otros no reconocen tus esfuerzos y sacrificios.
  • Te gusta controlar a otros.
  • Tienes mucho miedo al abandono.
  • Te sientes insegura de tomar una decisión sola.

Existen diferentes tipos de relaciones de codependencia, por ejemplo:

Como hija,  te sientes responsable del bienestar de sus papás, al grado que si ellos tienen alguna pelea de pareja, adicción, problema financiero, etc. haces todo lo que está en tu poder para salvarlos, aunque a ti te haga daño.

Cuando estás en pareja llevas toda la carga de la relación: haces favores ridículos, trabajos que no te tocan, soportas humillaciones, prestas dinero, dices mentiras, pones en riesgo tu propio bienestar con tal de complacer a tu amor y evitar que te dejen.

Como amiga o hermana te sientes responsable de salvar los de todo: “¿Cómo le ayudo a que no mande fotos? ¿Cómo le hago para que no se drogue? reprobó todas sus materias, ¿Cómo le hago para convencer a los directores para que la pasen? etc.  “Mi hermano se droga, pero con mi amor, lo voy a curar. Mi hermana tiene un desorden alimenticio, pero si le controlo la comida, ella va a recapacitar”.

¿Cómo salir de una relación codependiente?

  • Aprende a poner límites y a decir NO.
  • Entiende la diferencia entre apoyar y “curar”.
  • Reaprende a ayudar: algunas veces la mejor forma de ayudar es “no ayudar”.
  • Detecta patrones de familia.
0 Shares

Síguenos

Instagram

YouTube

Spotify

Facebook