0
Salud

¿Frustrada?

0 Shares

La sensación de estar molesta porque no puedes cambiar o lograr algo se llama FRUSTRACIÓN.

¿Te has sentido así estos días?  Seguramente sí, porque tienes que estar en casa y por el momento es algo que no puedes cambiar.

Sentir frustración es normal, especialmente cuando eres adolescente, ya que aún no se han desarrollado por completo tus habilidades cognitivas, lo que hace que a veces seas impaciente y actúes por impulso.

Debes trabajar en eso, ya que la frustración te genera otros sentimientos negativos como coraje, impotencia, ansiedad, depresión, insatisfacción y desánimo.

¿Cómo? Desarrollando tu tolerancia a la frustración, que es tu capacidad para superar obstáculos y sobrellevar situaciones estresantes.

Estos consejos te ayudarán a tener mayor tolerancia a la frustración:

  • Cuando sientas mucha frustración cierra los ojos y haz respiraciones profundas por dos o tres minutos para calmar tus emociones. Esto te ayuda a disminuir los latidos de tu corazón y tu presión arterial, lo que reduce los efectos negativos de la frustración.
  • También puedes meditar o hacer ejercicios relajantes. Lo que funcione mejor para ti.
  • No intentes controlar todo.
  • Sé flexible y adáptate a las circunstancias.
  • Cuando estás frustrada, tu mente se enfoca en lo que “podría ser”. Deja de pensar en eso y céntrate en el momento presente.
  • Acepta que lo que te pasa es temporal. Cuando reconoces que las emociones son pasajeras les quitas el poder que tienen de hacerte sentir mal.
  • Agradece lo positivo que tienes y lo que puedes aprender de situaciones complicadas.
  • Trabaja en algo productivo. La distracción es un excelente método para superar la frustración.
  • Haz algo que te haga sentir bien. Las sensaciones agradables te ayuda a sobrellevar situaciones difíciles.
  • Acepta que no siempre es posible obtener lo que quieres.
  • Confía en tus capacidades para lograr lo que te propongas.

A veces es necesario enfrentar la frustración para aprender a manejarla.

Ten en cuenta que como cualquier otra habilidad, la tolerancia a la frustración requiere disciplina y práctica.

0 Shares

Síguenos

Instagram

YouTube

Spotify

Facebook