Amistad

Ellas hablan

0 Shares

¡No hay nada mejor que el amor!

Por María Nelly Adame Núñez

Mucha gente en el mundo piensa que el amor debe ser reservado, que se debe dar a “cucharadas”, es decir, que debemos darlo dosificado. La realidad es que el amor debería de darse agresivamente. Deberíamos ser tan agresivos con el amor (me refiero a “ser agresivos” en un sentido positivo), que no sería raro que la gente diga “te quiero”. Las personas no se sorprenderían cuando les das un abrazo.

Tendríamos que derrochar y enseñar amor. Así quienes más lo necesitan, lo recibirían; quienes piensan que no existe, creerían en él, y quienes piensan que no merecen querer o ser queridos, saldrían de su error.

Deberíamos ser agresivos con nuestras muestras de cariño, no tener miedo de dar un abrazo y decir “te amo”. Deberíamos demostrarle a la gente que el amor existe y que debe ser permanente, pues su fuerza mueve montañas. Y no solo hablo del amor en pareja, también del amor de hermanos, amigos, papás, abuelos…

El amor es el único sentimiento puro y verdadero en este mundo y no tendría por qué darse con medida. No tiene por qué limitarse. El amor lo puede todo, una madre haría todo por su hijo y un enamorado todo por la persona por quien muere de amor… y aún así tú te preguntas, ¿y yo puedo amar? Claro que puedes amar. Tienes derecho a querer y ser querido y a expresarte como quieras a través del amor.

La mayoría de las personas tienen miedo a amar por salir lastimadas, otras porque ya las han lastimado, y sí, es una posibilidad salir herido, pero así como el amor duele, el amor sana.

Hay que ser agresivos con el amor para que la gente se sienta querida, comprendida y plena.

Sé agresivo con tu amor.

 

0 Shares

Síguenos

Instagram

YouTube

Spotify

Facebook