Sexualidad y amor

El riesgo de… una relación tóxica

0 Shares

Tener novio es una de las etapas más bonitas que vas a vivir. Sientes mariposas en la panza por alguien y quieres compartir cosas con esa persona especial para ti. Pasan tiempo juntos y eso te hace feliz, pero cuando llegan a los malos tratos, amenazas y “bromas” que te afectan y te hacen daño, YA NO ES SANO. Eso es a lo que llamamos “una relación tóxica”. Es difícil reconocer cuando estás en una situación así y aceptarlo no es sencillo, pero ¡te tienes que dar cuenta y salir corriendo de esa relación!

¿Cómo identificas que estás en una relación tóxica?
Te cela “porque te quiere”.
Le molesta que salgas con tus amigas.
Investiga tus redes sociales o chats personales. No respeta tu privacidad.
Hace comentarios que te lastiman, pero se justifica diciendo que es “una broma”.
Te chantajea si no haces lo que él quiere.
Se molesta si le hablas a otros hombres.
Cuando tienen una discusión, tú eres la que siempre debes ceder para solucionar el problema.
Dejas de ser tú misma por hacer y comportarte como a tu novio le gusta.
Te aíslas de todo y todos por estar sólo con él.
Te sientes presionada por ser siempre “perfecta” para él.
Te da miedo contarles a tus amigas lo que estás viviendo por miedo de que él se entere.
Sientes que la razón de cualquier pelea o molestia de él, es algo que tú hiciste “mal”.
Permites que tu pareja te agrega física o emocionalmente.

¿Cómo puedes salir de una relación tóxica?
Puedes platicar con la persona que más confianza le tengas, ya sea tu mejor amiga o mejor aún con tus papás, hazles saber lo que estás viviendo. No hay mejor apoyo que tus ellos para afrontar una situación así.
Aléjate del niño que te está atormentando la vida, no hay necesidad de pasar por una relación tóxica para entender que el amor no es de esa manera.
Pide ayuda a un profesional. Creemos que podemos salir solas y sí, pero en situaciones más extremas dentro de una relación tóxica, puedes perder tu autoestima e identidad, y quien mejor que un profesional para guiarte con eso y ayudarte a superar la dependencia que te genera una relación de este tipo.

El amor durante la adolescencia es normal y está padrísimo, siempre y cuando todo lo que hagan sea con aprobación de los dos y formen experiencias lindas, que recordarás para toda tu vida, no para sufrir y depender de un chico. También es importante saber que no es tu culpa que tu novio sea así, tienes que ser súper honesta contigo misma y reconocer si estás pasando por esto para buscar ayuda. Por más miedo que sientas para dejarlo y alejarte, siempre hay una solución y el mundo no se termina junto con la relación, ¡al contrario! es el comienzo de una nueva etapa para ti y que esa mala experiencia se convierta en una gran lección de vida para no volver a pasar por algo igual y sobre todo para aprender a amarte a ti misma y darte el valor que te mereces. Ningún hombre vale tanto la pena como para dejar de ser tú.

0 Shares

Síguenos

Instagram

YouTube

Spotify

Facebook