Autoestima

El riesgo de compararse

38 Shares

Te decimos porqué todas tienen todo y tú, NO (o por lo menos así lo sientes)

Empecemos por entender cómo nos comparamos.

¿Con quién te comparas?
Hacia arriba, con quien crees que está mejor que tú.
Para abajo, con quien crees que está peor que tú.
Lateralmente, con quienes crees que tienen tus mismas circunstancias.

Ahora veamos ¿Qué es normal cuando te comparas?

Lo normal
1. Es normal que te compares con lo que ves en la redes, con tus amigas y con otras niñas.
2. Todas lo hacemos y es como vamos creando nuestra identidad.
3. Te ayuda a darte cuenta de lo que te gusta y lo que no quieres para ti.

Lo malo
1. Nunca te vas a sentir suficientemente capaz, bonita o exitosa. ¿Sabes por qué? Solo estás viendo el resultado y rara vez te cuentan todo el trabajo que hay detrás.
2. Te sientes avergonzada y culpable de quien eres.
3. Te obsesionas por lo que tienen los demás y por lo poco que crees tener tú.

Lo bueno
1. Si lo llevas a lo positivo te puede ayudar a cumplir tus metas.
2. También te motiva, cuando ves que alguien hace algo que a ti te gustaría lograr.

COMPARARSE
Es fijar la atención entre tú y más cosas para descubrir sus diferencias y semejanzas.
El ladrón de la felicidad.

Lo malo (de NUEVO) es que nos comparamos hacia arriba. ¡OJO! Porque es la forma que más daña tu autoestima. Es una comparación injusta; te mides contra lo mejor de alguien más y te fijas en lo peor de ti. El resultado: ansiedad máxima. ¿A poco no te ha pasado?

Cuando te comparas con otras niñas o celebridades en redes sociales, no te estás comparando con su vida real. Te estás comparando con lo que ellas quieren que pienses que son.

La gente con la que te comparas también se echa punes. Corta con el novio, se levanta en las mañanas con mal aliento, la han rechazado y seguro, la han regañado sus papás… igualito que a ti.
Escribe en una hoja tus fortalezas, pégalas en donde las puedas ver (ejemplo: me gustan mis ojos, soy buena amiga…) Acéptate, escribe 3 cosas que no te gustan de ti, que no puedes cambiar. Y ACÉPTALAS CON AMOR.

¿Y cómo lo dejo de hacer?

Te damos unos tips para que puedas romper ese círculo.

1. Se realista. Acepta lo que no puedes cambiar y haz un plan para cambiar lo que sí (no puedes cambiar tu color de ojos pero sí puedes cambiar tus calificaciones si estudias).

2. Aléjate de Instagram y TikTok cuando te sientes insegura.
Tip: deja de seguir cuentas que te causan ansiedad.

3. Agradece. No te fijes en lo que te falta, nota todo lo que Sí eres y lo que Sí tienes.

4. Escribe tus fortalezas, pégalas en donde las puedas ver (ejemplo: me gustan mis ojos, soy buena amiga…) Acéptate, escribe en una hoja 3 cosas que no te gustan de ti, que no puedes cambiar. Y ACÉPTALAS CON AMOR.

5. Compárate sólo para sacar ideas y motivarte a crecer.

6. Valora a los demás. Tus amigas y tu familia tienen miles de cualidades.

7. Rodéate de gente que te hace sentir bien.

8. Si alguien te compara, puedes responder asertivamente: yo soy yo y no me siento cómoda cuando me comparas con otra persona.

9. Recuerda siempre, “SOLO TE PUEDES COMPARAR CONTIGO MISMA”. Lo demás es injusto y además, falso

38 Shares

Síguenos

Instagram

YouTube

Spotify

Facebook