0
SaludTümu

Cómo lidiar con el suicidio de un ser querido

0 Shares

El suicidio de alguien cercano puede ser algo que te hace sentir completamente devastada. Es posible que te sientas culpable, preguntándote si hay algo que pudiste haber hecho para evitarlo.

Tienes muchos sentimientos a la vez…

  • No lo puedes creer literal sientes que no puede ser real.
  • Estás enojada porque te abandonó, o porque estás sufriendo. El enojo puede ser contigo o con la persona que murió. Piensas «qué hubiera pasado si…» todo el tiempo, y te sientes culpable de la muerte de tu ser querido.
  • Desesperación. Puedes sentirte triste, sola o desesperada. Incluso tener pensamientos suicidas.
  • Confusión. Vas a buscar darle un sentido a su muerte, entender por qué se quitó la vida. Y no lo vas a poder entender.
  • Te sientes rechazada. pensarás por qué tu relación no fue suficiente para evitar que tu ser querido se suicidara.

Es posible que tengas pesadillas, recuerdos recurrentes, dificultad para concentrarte, que no quieras ver a tus amigas, o que pierdas el interés en tus actividades diarias. Especialmente si eras muy cercana a esta persona.

No te castigues. El suicidio es algo difícil de hablar, difícil de procesar y difícil de entender.

¿Cómo afrontarlo?

  • No estés sola. Busca contacto con personas dispuestas a apoyarte y apapacharte, aunque no lo puedas hablar aun; papás, amigos, guías religiosos, familiares.
  • Haz lo que tú necesites: no hay una forma “correcta” de hacer este duelo. Si no puedes visitar la tumba o ir al entierro, no lo hagas. Tomate tu tiempo.
  • Prepárate para momentos dolorosos: hay días, fechas y situaciones que te van a recordar a esta persona. Es normal que te sientas triste estos días.
  • Háblalo: con un profesional, con un grupo de apoyo, con tus amigos, con tus papás.

Si sientes angustia intensa y constante, o problemas físicos, pide ayuda inmediata a tus papás o a un terapeuta profesional. Es muy importante ir a terapia para procesar tu pérdida.

Un duelo no resuelto puede convertirse en una depresión grave, en la cual las emociones dolorosas duran tanto y son tan intensas que te resulta difícil continuar con tu propia vida.

HÁBLALO. SIEMPRE HAY UNA SOLUCIÓN A TU DOLOR.

Después del suicidio de un ser querido, tal vez sientas que no puedes continuar o que nunca más podrás disfrutar de la vida. Seguro, toda la vida te preguntarás por qué sucedió, y los recuerdos pueden desencadenar sentimientos dolorosos, incluso años después. La intensidad del dolor que sientes va a desaparecer. La tragedia del suicidio no dominará tus días ni tus noches.

Necesitas tiempo para sanar.  Enfrenta y siente tus emociones. Busca ayuda profesional que te ayude a afrontar este dolor y que te de las herramientas para manejar el proceso de duelo.

En un tiempo, podrás honrar la memoria de tu ser querido.

  1. Diles que los extrañas
  2. Compárteles algo que te hizo pensar en ellos
  3. Pregúntales si les gusta una canción nueva.
  4. Recuérdales que no están solos
  5. Pregúntales si ya vieron X serie.
  6. Déjales saber que pueden mandarte mensaje siempre.
  7. Pregunta si hay algo en lo que puedas ayudar.
  8. Recuérdales que son amados.
  9. Pregúntales sobre su post nuevo.
  10. Reconoce que las cosas no han sido fáciles
  11. Pregunta si tienen una nueva canción favorita.
  12. Compárteles una noticia que podría interesarles.
  13. Ofréceles algún favor.
  14. Taguéalos en algún post en tus redes.

 

0 Shares

Síguenos

Instagram

YouTube

Spotify

Facebook